miércoles, 29 de octubre de 2014

A padres: EMOCIONES EN LA PINTURA





Esta semana hemos dado un pequeño giro a la temática de las dos primeras actividades. Si queréis profundizar más en lo anterior, tenéis en el apartado de: "Los PADRES y el TALLER" una serie de actividades y dinámicas (que nos ha enviado nuestra compañera Lyana Echeverría)  sobre ello.


Vamos a comenzar a trabajar con las emociones: hemos elegido 4 emociones básicas: alegría, tristeza, ira, miedo, y una social: la vergüenza. ¿Qué queremos conseguir? Que nuestros hijos aprendan a reconocer estas emociones en los demás, y al mismo tiempo reconocerlas en sí mismo.
Este es uno de los objetivos que se suelen incluir en los programas de educación emocional, tan en boga en estos momentos. Los  niños desde muy pequeños son capaces de captar los indicios, signos, emocionales de nuestras expresiones faciales, corporales, etc.., aunque existen grandes diferencias individuales.  En un grado extremo también tenemos niños que sus capacidades de captar signos sociales están muy limitadas.
La enseñanza de esta habilidad les viene bien a nuestros hijos, sin distinción, y su desarrollo es un buen predictor de las habilidades sociales que tendrán el día de mañana. Además es un prerrequisito para otras habilidades emocionales como el autocontrol o la empatía.
No os voy a hablar más de la importancia de esta habilidad. Tenéis mucha documentación en la red. Sí, deciros, que actualmente  encontramos muchos compañeros que trabajan en sus aulas (sobre todo en educación infantil)  actividades y dinámicas destinadas a ello.

Para que sirven las emociones: redes


EMOCIONES EN LA PINTURA es una actividad planteada para que los padres dirijáis y ayudéis. A los más mayores no tanto, pero con los pequeños deberéis ayudarles a buscar en libros, internet…, partiendo de que hay determinados pintores en los que con mayor probabilidad encontraremos expresiones emocionales: Goya, por ejemplo. Los cuadros pueden ser un buen reflejo de contenidos emocionales: expresiones, posturas y gestos de los personajes…
Podéis remarcar todas estas “pistas emocionales”, para que vuestros hijos vayan asimilando el lenguaje emocional, y desarrollando la habilidad de captarlas con mayor claridad.
La faceta creativa está en la realización de “su obra”. Se trata de ser lo más imaginativo posible, dejando rienda suelta a lo que ellos puedan decir y aportar, en base a la emoción y a la pintura elegida.


Para iniciaros en el mundo de las emociones existe un magnífico cuento: El monstruo de los colores. Os lo recomiendo que lo tengáis en vuestra biblioteca familiar. A los pequeños les encanta, y a mí   
                                             , que he dejado de ser pequeña hace tiempo, también.



Para los que no os lo podáis comprar aquí he encontrado un enlace para verlo por internet.  A DISFRUTAR….


 El monstruo de los colores: https://www.youtube.com/watch?v=BjjB4xYnAXA


Paula y su pelo multicolor es otro bonito cuento que trata de las emociones:

No hay comentarios:

Publicar un comentario