jueves, 25 de febrero de 2021

ACTIVIDAD 15: UN CONSEJO

 

Niño: “Mami, estoy cansado”

Madre: “Pero cómo vas a estar cansado si acabas de levantarte”

Niño (sollozando). “Pero es que estoy muy cansado”

Madre:  “Sabes lo que deberías hacer, irte a dormir más pronto y ahora no estarías tan cansado”.


¿Te acuerdas de la conversación? Es la misma que la de semanas anteriores, pero acaba con un deberías.

Rematar nuestras conversaciones con un consejo, o un “deberías…”, cuando no viene a cuento, es uno de los errores más frecuentes de la comunicación no empática.

No está mal dar consejos, pero dependiendo de la situación podemos triunfar o estrellarnos, por ello es importante para nuestras relaciones distinguir y saber cuándo dar un consejo. Este es el objetivo de la actividad de esta semana.

¿En qué situación dar un consejo? ¿Cómo dar un buen consejo?

 


Y no olvides que: 

si realmente no tienes claro qué decir, quedarnos callados al lado de alguien que está sufriendo, o tiene un problema, es el mejor consejo que podemos darle.



ACTIVIDAD para TODOS los cursos:

OPCIÓN 1

-        Escribe en nuestro formulario qué problemas se pueden derivar de dar un consejo en una situación inoportuna, como en el caso de nuestro ejemplo. Puedes poner también cómo crees que se sentiría esa persona o cómo te sentirías tú.

OPCIÓN 2

-        ¿De qué manera se puede dar un buen consejo? Escribe las claves para dar un buen consejo a un amigo o a alguien que creas que lo necesite.



FORMULARIO DE RESPUESTA ACTIVIDAD 15



 



jueves, 18 de febrero de 2021

ACTIVIDAD 14: ASÍ ES LA VIDA

 

           La semana pasada vimos que si nuestra respuesta no tiene en cuenta las emociones de la otra persona nos vamos alejando y dejando atrás el propósito principal de toda comunicación: ir más allá de nosotros mismos y conectarnos con los demás.

Esto pasa sobre todo en determinadas conversaciones en las que alguien tiene un problema, está intranquilo y sufre. En estas situaciones es cuando de verdad se ponen de manifiesto la sensibilidad y habilidades de cada uno, sobre todo de la persona que responde a esa situación.

No nos damos cuenta, pero lo hacemos muy mal, los ejemplos de la semana pasada son muy habituales.

 

¿Por qué lo hacemos tan mal?, ¿por qué no nos esforzamos en ello?

¿No es nuestra misión arropar a los demás, consolarles?, 

¿no es lo que nos hace ser más humanos, más sensibles?


Me gustaría encontrar siempre una respuesta cálida, reconfortante, pero soy consciente de que es rozar la utopía.

Esta semana vamos a ver otro de los errores que solemos cometer cuando nos enfrentamos sin sensibilidad y sin empatía ante otra persona que sufre, lo que algunos denominan: “respuesta filosófica”.

Un ejemplo de diálogo sería:

Niño: “Mami, estoy cansado”

Madre: “Pero cómo vas a estar cansado si acabas de levantarte”

Niño (sollozando). “Pero es que estoy muy cansado”

Madre: “Escucha así es la vida a veces estamos bien y a veces no tanto. Pero tenemos que seguir”

Aquí tienes otros ejemplos:

“La vida es así….,”  

“Si estás atravesando un mal momento, sigue caminando”

 

Son frases que parece que consuelan, pero si estuvieras en una situación muy, muy mala, ¿te gustaría oírlas, o te gustaría oír otra cosa?...


 ACTIVIDAD para TODOS los cursos:

OPCIÓN 1

Escribe un ejemplo de dialogo o respuesta filosófica que dificulte nuestro proceso de empatizar con alguien que tiene un problema.

OPCIÓN 2

Si te resulta muy complicada la opción 1 escríbenos alguna idea que divierta, anime o consuele.


FORMULARIO DE RESPUESTA ACTIVIDAD 14

 

https://forms.gle/aT9QJjoMMBRCDoVB9